Blog ITILCOM

Certificados y firmas digitales. Definición, ventajas y tipos
certificados y firmas digitales

Certificados y firmas digitales. Definición, ventajas y tipos

La autentificación y comprobación de identidades y documentos mediante certificados y firmas digitales es una tecnología reciente. No obstante, la creación de documentos que sirvan para recoger derechos y obligaciones de las personas se produce desde hace miles de años. Desde entonces, la humanidad ha utilizado diferentes métodos mediante los cuáles se pretende comprobar la autenticidad de dicho documento. El objetivo es garantizar que la información escrita es vinculante y de obligado cumplimiento. En la antigua Roma la forma en la que se reconocía la autoridad de un documento o su aceptación era simplemente mediante un gesto simbólico y la presencia de testigos.
Más recientemente, desde el siglo XVIII, se estandarizó la firma manual o firma autógrafa. Esta manera de crear unos derechos y obligaciones vinculantes a un documento sigue vigente hoy en día. No obstante, con la nueva era tecnológica, cada vez están más presentes los certificados y firmas digitales. Esta nueva forma de autentificar a las personas y los documentos con carga legal crece a pasos agigantados por la gran cantidad de ventajas que ofrece, tanto en comodidad como en seguridad. Con el paso del tiempo pasará de ser una opción más a ser la norma.

¿Qué son los certificados y firmas digitales?

Un certificado electrónico es un documento digital emitido por la autoridad competente que permite verificar la identidad de una persona física o jurídica, así como la veracidad y autenticidad de los documentos que esta persona o entidad remite. Su misión es servir como medio electrónico de validación de información. Los certificados y firmas digitales, aunque no son lo mismo, contienen la información requerida para identificar al usuario mediante sus datos personales. Se evita que este tenga que presenciarse físicamente en la entidad privada correspondiente o en la administración pública.

Los certificados y firmas digitales son emitidos principalmente por las administraciones públicas, aunque también son muy usados en entidades bancarias y en otras muchas empresas que guarden datos sensibles privados de las personas como medio de autentificación seguro y fiable. Los certificados y firmas digitales ofrecen por tanto, las siguientes garantías:

  • Identificación. Mediante los certificados electrónicos tenemos la garantía de que la persona que firma el documento es realmente quien dice ser. Esto permite que se puedan contraer derechos y obligaciones sin estar físicamente presente.
  • Invariabilidad. Las firmas digitales garantizan que el contenido del documento se conserva tal y como estaba en el momento de que se produjo la firma, evitando así posibles variaciones posteriores a la fecha de expedición.
  • Obligatoriedad. Se evita que la persona o entidad firmante pueda negar pasado el tiempo el haberse responsabilizo de la información, así como los derechos y deberes recogidos en un determinado documento.

Utilidad de los certificados y las firmas electrónicas

¿Para que sirven los certificados y firmas digitales? ¿Qué ventajas ofrece la firma electrónica de documentos? Estas son las principales preguntas que se hacen todas aquellas personas, emprendedores o empresarios que se plantean si merece la pena obtener los certificados y firmas digitales. La principal ventaja que ofrecen los certificados electrónicos es el significativo ahorro de tiempo que se producirá a la hora de realizar cualquier tipo de trámite burocrático. En el caso de España, por ejemplo, la gestión burocrática de documentos es conocida por ser lenta y tediosa. Con los certificados y firmas digitales evitamos tener que hacer colas o ir a las oficinas autorizadas. Nos permiten realizar todos los trámites de una forma mucho más rápida a través de Internet.

Los certificados y firmas digitales de la administración pública, que son los más usados, permiten realizar multitud de trámites de forma telemática. Ejemplos de algunas de estas funcionalidades serían:

  • Consulta de datos locales y municipales, como empadronamiento, censo de población o de colegios electorales.
  • Tramitación y presentación de impuestos, así como de recursos y reclamaciones.
  • Acceso a los servicios médicos, como consultas del historial del paciente, solicitud de citas, e incluso cambiar al profesional que se tiene asignado para la consulta.

Certificados y firmas electrónicas para empresas

El DNI electrónico, es un ejemplo de medio de identificación digital, en este caso mediante el uso de un chip, para uso personal. En el caso de necesitar certificados y firmas digitales para empresas debemos tener en cuenta que existen varios tipos. Para obtener un certificado digital apto para empresas habrá que acudir a una entidad emisora cualificada como puede ser la autoridad de certificación digital de las cámaras de comercio de España. Algunos de los tipos de certificados que podemos solicitar en estas entidades autorizadas son:

  • Persona jurídica. Permite la gestión a través de Internet de aquellos trámites que tengan relación con la cámara de comercio o con la administración pública.
  • Facturación electrónica. Permite realizar documentos de facturación digitales que cumplan con la legalidad y agilicen los procesos de envío y elaboración de los mismos.

¿Cómo funcionan las firmas digitales?

La utilidad de las firmas digitales es posible gracias a la criptografía asimétrica. Un certificado digital puede ser algo físico, como el chip de nuestro DNI, o puede ser simplemente un archivo. Este archivo contiene dos llaves, una pública y otra privada.

La llave pública se puede compartir sin problema y es el medio por el que se puede comprobar la autenticidad del emisor de la información. Mediante esta clave pública se puede tener acceso al cifrado. Si se genera un nuevo hash usando dicha clave y con el mismo mensaje que se ha recibido se obtendrá la verificación de la autenticidad del emisor de la información. Si no se conoce la clave privada, es imposible que se puedan modificar o falsificar las firmas digitales. La clave privada, por tanto, no puede ser duplicada y además se necesita de una contraseña para acceder a ella. Se trata de aquella clave que realmente permite y protege la posibilidad de emitir documentos e información asumiendo una determinada identidad ya sea física o jurídica. Las firmas digitales se generan técnicamente mediante los siguientes pasos:

  • Obtención de la huella digital
  • Encriptación de la huella digital mediante la utilización de la clave privada que está vinculada al certificado.
  • Creación del documento que contiene tanto la clave pública, como la firma digital encriptada mediante la clave privada.

El certificado digital, por tanto, es el archivo que sirve de conexión entre estas dos claves, la pública y la privada, estableciendo entre ellas una relación y sirviendo como medio de autentificación de las mismas.

Si quieres saber más sobre como los certificados y firmas digitales pueden ser de utilidad en tu empresa o negocio no dudes en contactar con nosotros. En ITILCOM somo expertos en soluciones tecnológicas para empresas.