Blog ITILCOM

Copias de seguridad/DRP
copias de serguridad

Copias de seguridad/DRP

Desde los distintos departamentos se almacenan datos en archivos digitales, todos necesarios para la operatividad y productividad de la empresa, de modo que se hace indispensable respaldar la información utilizando programas que generen copias de seguridad. Las empresas almacenan en sus servidores grandes cantidades de información de valor organizacional, cualquier evento emergente podría llevar a la pérdida total de contenido digital sustancial para la organización.

Para prevenir dentro de un marco DRP (Disaster Recovery Plan) se recomienda acudir a proveedores de seguridad capaces de hacer copias de seguridad de todos los datos.

¿Por qué contratar a un proveedor de copias de seguridad?

Aunque parezca sencillo instalar programas que crean copias de seguridad, es necesario acudir a un especialista en informática para abordar problemas relacionados con la capacidad de almacenamiento de los servidores. Cualquier equívoco en la ejecución de tareas esenciales de la informática o dejar de dar seguimiento a un procedimiento informático puede tener consecuencias irreversibles como, por ejemplo, pérdida total o parcial de datos.

Asimismo, las empresas y usuarios pueden sufrir las consecuencias de no tener acceso a los datos imprescindibles para que la empresa pueda conseguir los objetivos trazados.

Aquellos que gestionan y administran las tecnologías de la información dentro de las empresas están conscientes de las necesidades de recurrir a los servicios de empresas externas para resolver problemas de esta categoría.

¿De qué se trata la copia de seguridad/DRP?

Todas las empresas se sirven de un sistema informático para ejecutar sus compromisos organizacionales. La copia de seguridad es un respaldo que sirve para almacenar un duplicado en un servidor externo. Esta réplica conserva toda la información relevante y contenido digital indispensable para el regular funcionamiento de la empresa.

Se trata de resguardar la información con la garantía de recuperarla ante un percance en su ubicación dentro del sistema. Los proveedores de servicios externos cuentan con un equipo informático calificado para fortificar el filtrado y prevenir ataques externos.

Desde una perspectiva interna las compañías proveedoras complementan las tareas instalando servidores, redes y programas de seguridad para asegurar recobrar todo el contenido necesario hasta transformarlo en material imperdible.

La copia de seguridad forma parte de un plan DRP, dispuesto para afrontar cualquier fallo o desastre que repercuta en la destrucción, pérdida o privación de información indispensable que ponga en peligro la operatividad de la compañía.

El plan de recuperación ante desastres DRP integra las copias de seguridad para encarar incidentes de gravedad, sin tener que paralizar las operaciones cotidianas de la empresa y que el infortunio perturbe financieramente a la organización.

¿En qué beneficia a la empresa poner en marcha un DRP?

El DRP pone en marcha un plan de contingencia ante siniestros, esto contempla la consecución de estrategias para restablecer las operaciones de la empresa a la brevedad posible. Solicitar los servicios de un DRP subsana cualquier posible riesgo que pueda acarrear problemas con la recuperación de la información que se utiliza comúnmente en la empresa.

Las medidas que se toman con un DRP previenen cualquier ocurrencia de siniestro que afecte la información invaluable de la compañía, para ello utilizan las copias de seguridad y los sistemas redundantes.

El plan de recuperación ante desastres es una solución asumida por las empresas para prevenir y resguardar de daños al sistema de información.

Es un servicio pasivo de seguridad, preventivo y esencial, similar a los sistemas de seguridad airbag de los vehículos, aunque no lo usamos tenemos la certeza que servirá de respaldo ante un momento funesto. A pesar de que un coche con airbag puede ser más caro nos da una seguridad pasiva, difícil de cuantificar. Un DRP permite recuperarnos en caso de un error grave (cryptolocker, incendio, robo… lo que sea). Los costes de este tipo de servicios no son computables como gasto sino como inversión.

Un DRP, o un servidor de copias deslocalizado, nos puede dar esa misma seguridad pasiva ante un desastre.