Blog ITILCOM

redes telefonia telefonía voip

Equipo telefónico PBX para telefonía de empresas

¿Cómo funciona el sistema telefónico de una empresa? Un equipo telefónico PBX es la pieza fundamental para establecer las conexiones telefónicas de una oficina. Por las necesidades de los propios negocios, un sistema telefónico tradicional es puramente deficiente. La tecnología ha avanzado a un ritmo muy rápido y gracias a ello en la actualidad la telefonía profesional es accesible para cualquier PYME o ‘freelance’. Además, el equipo telefónico PBX de una empresa no tiene porque ser físico, con la tecnología cloud se puede crear una oficina en la nube en la que los equipos necesarios estén virtualizados.

Para entender el fundamento de un equipo telefónico PBX hay que conocer las necesidades que motivaron su creación. En una empresa los distintos trabajadores deben poder comunicarse con facilidad entre ellos y con los clientes. Cuando en una oficina los empleados están relativamente juntos esto es bastante sencillo. Sin embargo, cuando la distancia aumenta, y en especial, cuando es necesario comunicarse desde distintas localizaciones, surge la necesidad de establecer un sistema de comunicación que permita enviar mensajes de una forma más dinámica y sin depender de un teléfono concreto.

¿Qué es un equipo telefónico PBX?

En su fase inicial, un equipo telefónico PBX es el dispositivo que se encarga de administrar las llamadas telefónicas de una empresa. Permite que uno o varios números de teléfonos concretos puedan ser atendidos por cualquier empleado desde terminales diferentes. Además, también permite la inclusión de otras tecnologías como el IVR con el objetivo de redirigir de la mejor manera posible a los clientes según el departamento del que necesitan atención.

Según la mayoría de encuestas, a pesar de que los medios digitales suponen una gran aumento en la comodidad de los clientes para buscar soluciones a sus problemas, las llamadas telefónicas siguen siendo la primera opción cuando se trata de solucionar algún problema. Es imprescindible cuidar la buena imagen del servicio de soporte de la empresa y para ello un sistema telefónico profesional es fundamental.

La utilización de un equipo telefónico PBX permite que una empresa pueda recibir muchas llamadas y redireccionarlas a un teléfono específico, con las llamadas extensiones, que son terminales adicionales que están conectados a la red y están plenamente operativos.

Haciendo un simil con los sistemas de telefonía domésticos, en cualquier casa tendremos una, dos, o hasta tres o más conexiones telefónicas (según el tamaño de la vivienda) en la que es posible conectar dispositivos y aprovechar la señal telefónica. En este sentido, la PBX es un distribuidor que permite a través de una conexión crear una completa estructura de comunicaciones en la que se pueden a su vez instalar otras funciones.

¿Cómo funciona un equipo telefónico PBX?

En la práctica, una PBX unifica la estructura de comunicaciones telefónicas de una empresa. Al añadir otros terminales a la red, las extensiones, se crea una completa infraestructura formada por diferentes dispositivos todos trabajando en común. Con las extensiones cada trabajador puede tener un número interno, que corresponde al número de la extensión. Al mismo tiempo, todas las numeraciones propias de los dispositivos conectados están unificadas en una sola centralita, la PBX.

El equipo telefónico PBX es el medio mediante el que las extensiones se comunican con el exterior, es decir hacen y reciben llamadas. Para ello la propia PBX tiene que estar conectada a uno o varios canales de entrada y salida de datos. Estos canales reciben el nombre de troncales. Los troncales son la ruta mediante la que un cliente puede ponerse en contacto con la empresa. Después la PBX se encargue de administrar y dirigir la llamada al departamento que corresponda.

Por otra parte los trabajadores podrán llamarse entre ellos de manera interna o hacer uso de la troncal que esté disponible para llamar a un número externo. También es posible que las troncales estén configuradas para aceptar multitud de llamadas para un solo número de forma simultánea, o para tener disponibles muchos números en un solo canal troncal. Las posibilidades de personalización y el bajo coste de recursos es lo que hace que sea accesible para todo tipo de empresas en especial en estos tiempos en los que la situación sanitaria ha obligado a las empresas a adaptarse al teletrabajo.

Las posibilidades de una PBX

El concepto de PBX ha evolucionado de tal forma que ya no se refiere exclusivamente a los equipos diseñados con el fin de estructurar un sistema telefónico profesional. También representan la tecnología que hace posible resolver esa necesidad concreta asociada a la comunicación empresarial.

PBX VoIP

Según lo anterior, podemos hablar de PBX VoIP cuando queremos referirnos a toda aquella estructura PBX que utilice la tecnología de ‘Voz por IP’ o servicios de telefonía IP. Es decir, se trata del mismo tipo de conexión y con el mismo funcionamiento pero con una diferencia fundamental. No hacen falta cables para establecer la conexión. Esta se realiza a través de Internet de forma inalámbrica y obtiene todas sus ventajas.

Los sistemas de telefonía IP basados en una estructura de PBX han sido la opción más utilizada hasta ahora para poder conectar oficinas que se encuentren localizadas en distintas zonas geográficas. Internet ha supuesto la transformación de la forma en la que se realizaban las comunicaciones telefónicas. Actualmente, con la fibra óptima, la telefonía IP se ha extendido tanto que se utiliza hasta en una gran cantidad de hogares. Cuando una nueva tecnología mejora la forma en la que hasta ese momento se resolvía un problema concreto, esta se acaba imponiendo siempre en el mercado.

PBX en la nube

Un paso más allá, encontraríamos las PBX en la nube. Se trata de aquellas estructuras telefónicas empresariales que están almacenadas en la nube. Para que esto sea posible, se utiliza una versión virtualizada de los equipos. No es necesario adquirir equipos físicos con la excepción de los terminales para recibir y hacer llamadas. Toda la infraestructura está digitalizada y almacenada en un servidor cloud. Es la tecnología en cuanto a telefonía para empresas más avanzada del momento y está siendo tendencia por sus evidentes mejoras y bajos costes.