Blog ITILCOM

big data cloud computing servidores transformación digital

Evolución del Hosting. De los servidores físicos al Cloud

La evolución del Hosting y sus servicios relacionados, al igual que las del resto de aplicaciones de la informática, ha avanzado a pasos de gigante en solo unas décadas. Parece que Internet lleva toda la vida con nosotros, de hecho, para muchas personas jóvenes será así. No obstante, la red de redes no es tan antigua y realmente sigue siendo algo novedoso. Es por eso que continuamente se van descubriendo nuevas aplicaciones y nuevos usos.

El enorme progreso que ha tenido la tecnología en una cantidad reducida de tiempo hace que esté presente en prácticamente cualquier faceta de la vida. La historia de los servicios de Hosting, en relación con la tecnología e Internet, ha ocurrido en un espacio breve de tiempo, pero muy intenso en cuanto a los acontecimientos.

En la actualidad, con la adopción masiva en la utilización de Internet, hay miles de millones de usuarios que utilizan esta tecnología. Algo más de la mitad de la población mundial utiliza la red de redes a diario. Ante esta situación, la evolución del Hosting se ha tenido que producir de una forma constante, adaptándose a las nuevas necesidades.

El número de usuarios ha ido creciendo de forma progresiva hasta alcanzar esta cantidad tan grande de personas. Si hay tantos usuarios, es impensable poder si quiera realizar un cálculo de toda la información que están generando esas personas cada segundo. Todo esos datos tienen que guardarse en algún sitio. Por todo esto llegó el Big Data y tenemos disponibles los servidores avanzados que existen hoy.

  • La evolución del Hosting desde los servidores físicos hasta el Cloud

Los Hosting, como herramientas de almacenamiento de archivos, llevan existiendo desde los inicios de Internet. Han ido evolucionando al mismo tiempo que las nuevas tecnologías se volvían cada vez más complejas y exigentes. Las empresas se han ido adaptando también a este cambio, o al menos algunas de ellas. Cada vez más negocios son conscientes de que Internet es clave para el futuro de cualquier empresa. Esta enorme demanda y la creatividad de los desarrolladores, es la que ha hecho posible que hoy en día podamos disfrutar de servidores tan completos.

Cuando se inició la aventura de Internet, era normal que cada empresa tuviera su servidor propio. Esto como es lógico, reducida de una manera drástica la adopción, ya que no todos los negocios podían permitirse los gastos necesarios para llevar a cabo su transformación digital. Por ello, en esta época, la de los primeros años, solo algunos privilegiados tenían acceso completo a esta tecnología desde un punto de vista empresarial.

Unos años después, ya en la década de los noventa, aparecieron los llamados ‘Datacenters’. Se trata de unos centros de datos (como su nombre en Inglés indica) que ofrecen servicio de alojamiento a las empresas, para que estas puedan protegerse de posibles problemas y desvincularse de las tareas de mantenimiento que necesitaban los equipos. La transferencia de archivos en estos tiempos era muy limitada. además se producían problemas y ‘bugs’ con más frecuencia debido a que la red era más inestable.

  • La llegada de la virtualización

Con la llegada de esta tecnología, se produce un avance significativo del uso que hasta ese entonces se hacia de los servidores. Ya en el siglo XXI, con las nuevas aplicaciones informáticas, se hizo posible que varios servidores virtuales estuvieran guardados dentro de un mismo servidor físico. Esto permitió que cada vez fuera más accesible este servicio para más personas y empresas. Tanto la gestión de los equipos como los propios servidores se vuelven más automáticos y sencillos. Como decimos, la evolución del Hosting siempre ha ido encaminada a almacenar más datos con mayor precisión, pero también a facilitar que cada vez más usuarios puedan utilizar la tecnología.

Al disponer de diferentes servidores virtualizados dentro de un mismo servidor físico, se hace posible el alquiler de pequeñas ‘porciones’ de un determinado equipo. De este modo se empezó a masificar de una forma mucho más seria la creación de páginas web ya que era mucho más fácil conseguir el servicio.

  • La computación en la nube

También a principios del siglo XXI aparecieron de forma sólida los servicios de cloud computing. Esta tecnología basada en la virtualización y la descentralización de los servidores es la más avanzada hoy en día. También ha tenido una potente evolución en apenas una década. Esta tecnología también ha sido en sus inicios algo bastante complejo que parecía al alcance solo de unos pocos privilegiados. Actualmente todos las grandes plataformas de streaming, por ejemplo, utilizan esta tecnología. Las aplicaciones directamente en la nube están a la orden del día. De hecho las utilizamos continuamente sin darnos cuenta.

Con la evolución del Hosting hasta la computación en la nube hemos vivido un proceso de actualización en el que cada vez son menos necesarios los dispositivos o equipos físicos. Toda la información se almacenada en redes de servidores conocidas como ‘nodos’. Como los datos están repartidos entre una red descentralizada, en caso de producirse algún corte o caída del servidor los datos están protegidos, además de estar siempre operativos. Gracias a esto disponemos de las plataformas tan potentes y avanzadas que podemos ver hoy, que están disponibles de forma simultánea para millones de personas sin que se produzcan problemas. Esto, como es lógico, era impensable hace unos años.

  • Evolución del Hosting, Servidores Cloud y Fog Computing

El proceso de cambio que han tenido los servicios de Hosting desde los primeros Hardware físicos hasta las redes descentralizadas y virtualizadas nos ha dejado muchas alternativas en el camino. En un principio muchas empresas han sido bastante conservadoras a la hora de actualizarse y pasarse al Cloud. Esto ha ido cambiando a medida que la tecnología se ha ido consolidando.

Cada vez más personas son conscientes de las ventajas que tiene pasarse a la nube en cuanto a reducción de recursos, escalabilidad y disponibilidad, entre otras muchas cosas. También, con la llegada del ‘Fog computing’, lo que podría considerarse como una extensión del Cloud, se ha hecho más cercana y accesible esta tecnología para las empresas. Si quieres saber más sobre los tipos de servidores y cuál es el más conveniente para tu empresa contacta con nosotros.