Blog ITILCOM

Firewall. Qué es un cortafuegos y cómo funciona
seguridad informática

Firewall. Qué es un cortafuegos y cómo funciona

Todas las personas que tienen un ordenador personal han oído hablar del concepto de firewall. Su existencia es muy importante para evitar ataques a los dispositivos que tenemos conectados a la red. Aunque por lo general hacemos uso de él sin saber realmente cuál es su función, es importante conocer bien qué es un firewall y en qué consiste su funcionamiento. Nadie está a salvo de un posible ataque de ‘hackers’, aunque pensemos que no tenemos información importante en nuestros equipos siempre hay riesgo de que asalten nuestra privacidad. Especialmente si eres profesional o tienes una empresa, te interesa saber qué es un cortafuegos, los tipos de firewall que existen y para qué sirven.
Cualquier dispositivo conectado a Internet puede ser vulnerable a ataques de piratas informáticos. El firewall es una herramienta muy útil que sirve como protección ante estos ataques. En el caso de las empresas cuyos servidores están siempre conectados a la red es más sencillo que se puedan descubrir vulnerabilidades que afecten a la información de nuestro negocio o la ponga en peligro la privacidad de los datos de nuestros clientes. En ITILCOM somos expertos en ofrecer servicios de tecnología para empresas. Si quieres saber como llevar tu empresa a la nube con la mayor protección, no dudes en contactar con nosotros.

¿Qué es un firewall o cortafuegos?

Un firewall es un sistema de seguridad diseñado para neutralizar los accesos de servicios no autorizados que se pueden intentar comunicar con nuestros dispositivos conectados a Internet. Este tipo de herramienta de seguridad puede ser complementario a un antivirus. También puede venir ya integrado en un software de identificación y eliminación de malware o en el propio sistema operativo.
El cortafuegos permite realizar un bloqueo sobre el acceso remoto a una red privada. Es como si nuestro dispositivo o plataforma tuviera una barrera que solo aquellos con los permisos adecuados pueden atravesar. De no existir este tipo de herramienta los dispositivos podrían ser atacados con relativa facilidad. Gracias al firewall se establece un filtro que nos permite administrar los permisos que otorgamos a diferentes emisores de datos provenientes de una red externa.

Inicios del firewall

Los primeros cortafuegos aparecieron a finales de los 80. En los primeros años de Internet era relativamente sencillo para los hackers introducirse en los equipos de otras personas e infectarlos o extraer información de ellos. Para que la red de redes pudiera ser adoptada de forma masiva por las personas era necesario que aumentara la seguridad, de lo contrario no podía llegar al mundo empresarial con garantías. Con el paso de los años los firewall han ido evolucionando y actualmente son muy potentes. No obstante, deben ser combinados con software antivirus ya muchas veces tener una puerta de acceso blindada no será suficiente para evitar que nuestros equipos puedan ser infectados con programas maliciosos que puedan destruir o robar nuestra información.

¿Cómo funciona un firewall o cortafuegos?

El firewall es la barrera que impide que todos aquellos paquetes de datos no autorizados no puedan entrar ni salir de nuestros equipos. Cuando configuramos nuestro cortafuegos podemos hacer uso de distintos niveles de seguridad o de estrategias de bloqueo. Una de ellas sería permitir el traspaso de datos siempre y cuando no estén desautorizados. La otra sería impedir enviar y recibir paquetes de datos que todas aquellas fuentes que no estén específicamente autorizadas. El funcionamiento de los firewall trata de proporcionar las siguientes características de seguridad.

  • Proteger la privacidad de nuestros datos cuando navegamos por Internet e interactuamos con otras redes.
  • Aumentar la seguridad de la red de nuestro domicilio, oficina o empresa.
  • Impedir que usuarios maliciosos o sin permiso puedan acceder a nuestra información y nuestros archivos.

En la práctica el firewall funciona como punto de conexión entre nuestros equipos y las redes externas a las que nos conectamos. Esto es aplicable tanto cuando usamos redes públicas como Internet como cuando nos conectamos a redes privadas. Toda la información que pretende pasar por este filtro es analizado y debe cumplir una serie de condiciones que previamente habremos establecido en nuestra configuración. Es por esto que un firewall bien configurado es una excelente herramienta, pero si no se gestiona correctamente seguramente no realizará bien su trabajo y además puede resultar incluso molesto perjudicando nuestra velocidad de navegación o bloqueando paquetes de datos que no deberían ser neutralizados.

Tipos de cortafuegos

Los firewalls pueden estar divididos en diferentes categorías. En primer lugar, podemos distinguir entre aquellos sistemas que son físicos y los que son inmateriales:

  • Cortafuegos mediante hardware: Los firewall mediante dispositivos físicos son una alternativa muy potente y duradera. Pueden ser routers con esta función instalada o aparatos específicamente diseñados para este fin.
  • Cortafuegos mediante software: Incluiríamos aquí tanto los firewall que vienen preinstalados en los sistemas operativos, como los que vienen integrados como herramienta en un software antivirus.

Según sus prestaciones

Distintos firewall pueden tener diferentes criterios a la hora de como gestionan los paquetes de datos y las barreras que se establecen en el tráfico de los mismos:

  • Proxy: Los firewall proxy están diseñados para evitar la conexión directa entre nuestro equipo y una red externa.
  • Firewall tradicional: El cortafuegos tradicional nos ofrece la posibilidad de gestionar de forma activa aquellas fuentes de tráfico que queremos bloquear.
  • Firewall UTM: Los cortafuegos UTM son sencillos de usar y tienen ventajas como la posibilidad de gestionarlos a través de la nube. Añaden a las funciones tradicionales otras funcionalidades como el control de intrusiones o software malicioso.
  • Firewall NGFW: Se trata de la última tecnología en relación a las herramientas firewall. Su uso está bastante extendido entre el mundo empresarial. Permite protección sobre el software malicioso más potente y actual e incluye las ventajas de los tipos anteriores.

Utilidad de los firewall

Los cortafuegos son herramientas de bastante utilidad para su uso específico, pero lógicamente están limitados en sus funciones. Hay que tener en cuenta que un firewall en principio solo nos va a proteger de aquellas amenazas que pasen a través de él. Por tanto, estaremos desprotegidos ante otras fuentes de acceso. Existen multitud de puertas por las que los usuarios maliciosos pueden intentar entrar en nuestros equipos. Por eso el firewall es importante pero no servirá ante aquellos ataques que aprovechen otras vulnerabilidades.
Para tener una protección completa de tu información, y en especial si haces un uso profesional de las redes o tienes una empresa, es muy recomendable que contactes con un experto que te asesore sobre la protección de tu negocio en la red. En ITILCOM somos expertos en servicios en la nube para empresas y ofrecemos servicios de configuración de antivirus así como servidores privados y encriptados. Contacta con nosotros a través de nuestro formulario, estaremos encantados de ayudarte.