Blog ITILCOM

Los Antivirus. Concepto, tipos y características
seguridad informática

Los Antivirus. Concepto, tipos y características

Los antivirus son una herramienta fundamental en cualquier sistema informático. Incluso a nivel de usuario, las personas menos experimentadas y con menos conocimientos informáticos son conscientes de que su ordenador tiene que tener instalado alguno de estos programas. Si no, el propio sistema operativo en la mayoría de los casos se encargará de recordarlo. Los virus informáticos reciben este nombre porque comparten varias características con los virus naturales. Para entender bien que es un antivirus y cuáles son sus tipos y funciones, primero debemos definir qué es un virus informático.

¿Qué es un virus en el mundo de la informática?

Un virus informático, según su definición técnica, es aquel programa o software cuya finalidad es entorpecer o impedir el normal funcionamiento de un sistema informático. En otros casos tienen funcionalidades concretas como borrar archivos o permitir el control remoto. En cualquier caso, este tipo de software malicioso o ‘malware’ consume los recursos del ordenador infectado para la realización de sus propias tareas, sin que nosotros podamos controlarlo. Para evitar que nuestro ordenador se infecte, o que pueda curarse, siguiendo con el símil médico, es que  hacemos uso de los antivirus.

Los virus por tanto, tanto informáticos como naturales son parásitos que se adhieren a un determinado sistema y lo hacen trabajar para sus propios fines. De esta forma los antivirus son como las vacunas o los fármacos, según la especialidad o cada programa antivirus en concreto, permitiendo poner en cuarentena, bloquear o eliminar este tipo de amenaza.

¿Qué es un antivirus y para qué sirve?

Un antivirus es un programa informático especialmente diseñado para localizar y eliminar (entre otras funciones) los llamados ‘malwares’ o virus informáticos. Según la calidad de la herramienta concreta podemos encontrar antivirus gratuitos y de pago más o menos potentes. También actualizamos en mayor o menor medida y preparados para neutralizar uno o varios tipos de amenaza específicos. Los virus informáticos están siempre presentes cuando navegamos por la red, es por esto que el uso de un antivirus de calidad es fundamental para mantener protegidos nuestros datos y nuestro ordenador. Los antivirus se encargan de enfrentarse a multitud de software indeseado que puede colarse en nuestro equipo como es el caso de los ‘spyware’ (software espía), el ‘malware’ (software malicioso) o los ataques por parte de ‘hackers’.

Los antivirus en las empresas

Si el uso de un antivirus es prácticamente obligado en el caso de los usuarios de cualquier tipo, en el caso de las empresas requiere de una preocupación adicional. Las empresas almacenan multitud de información sensible tanto propia como de sus clientes. Tener un antivirus de calidad puede y debe proteger nuestros datos de usuarios malintencionados. En el mundo empresarial se hace importante no solo tener un antivirus actualizado y con buenas y que ofrezca buenas condiciones sino que además este debe ser gestionado y configurado de manera profesional para evitar vulnerabilidades. En ITILCOM somos expertos en servicios de tecnología para empresas y te podemos ofrecer asesoría profesional sobre como proteger tu información en Internet. Te invitamos a que sigas leyendo este artículo y después rellenes nuestro formulario de contacto para recibir atención personalizada.

Tipos de antivirus

Los antivirus pueden clasificarse en base a varios criterios. La más importante de estas clasificaciones probablemente sería la que se centra en dividir a los antivirus según la función que cumplen:

  • Prevención. Son aquellos antivirus cuya función es la de anticiparse a los posibles ataques y servir como vacuna o escudo. Son los antivirus más usados y más comunes. El principal problema que tienen es que deben estar siempre activos y por tanto consumen más recursos.
  • Identificación. Son las herramientas de detección de virus que ya se encuentran en un determinado sistema o red. Trabajan mediante el análisis de todos los archivos y datos para identificar las posibles amenazas.
  • Descontaminación. Son aquellos cuya tarea específica es eliminar las amenazas existentes restaurando el sistema informático mediante una actualización o la vuelta a un punto anterior a la instalación del malware.
  • Heurísticos. Son los menos usados pero no por ello menos útiles. Se trata de aquellos antivirus que funcionan por simulación. Se encargan de identificar vulnerabilidades mediante simulación de posibles amenazas.

Antivirus según su tipo de instalación

Según lo especializados que sean y el medio en el que estén instalados podemos distinguir también diferentes categorías de antivirus:

  • Portables. Suelen realizar tareas muy específicas y son herramientas muy especializadas. Al ser portables se pueden activar desde un dispositivo externo y no requieren instalación.
  • Paquetes de Software. Son los antivirus más comunes y se trata de programas más o menos complejos que están permanentemente activos y conectados a una red. De esta forma pueden actualizarse y ofrecer una protección más completa a costa de consumir mayores recursos del sistema informático.
  • Antivirus Cloud. Se trata de una tecnología innovadora que permite disponer de servicios antivirus a través de una virtualización. Gracias a ello se evita que se consuman recursos de nuestros equipos físicos pero se conservan todas las características propias de los softwares de seguridad más completos.

¿Cuál es el mejor programa para protegerse contra los virus?

Existen multitud de herramientas en el mercado y es normal preguntarse cuál es el que mejor características nos ofrece. Otros factores muy importantes son el consumo de recursos y el precio. Actualmente hay muchos antivirus de calidad por lo que es un mercado bastante competido y eso favorece que cualquier persona o empresa pueda disponer de una protección completa a un precio muy razonable. Para usuarios comunes un antivirus gratuito puede ser suficiente. Sin embargo, como hemos comentado antes, en el caso de las empresas se debe ser mucho más riguroso con lo que le pide a estas herramientas. Es por esto que el mejor antivirus no viene realmente dado por el que mejor características ofrece en relación a su precio, sino por cuál es el más adecuado según las necesidades reales.

La gestión y configuración correcta es tan importante como la propia elección del antivirus. Muchas empresas independientemente de su tamaño no dan a la seguridad informática la importancia que se merece. Actualmente es posible contratar servicios externos de asesoría por un precio muy económico. Contacta con nosotros si tienes más duda sobre como usar correctamente la protección contra virus en tu negocio.