Blog ITILCOM

cloud computing datos en la empresa seguridad informática servicios de informática

Nube privada virtual. Qué es y cómo funciona

La tecnología cloud está hoy presente en una gran parte de nuestra experiencia de navegación. Tanto las plataformas como las aplicaciones que usan esta tecnología tienen una función muy importante en la economía digital. Con la transformación digital de las empresas, muchos negocios están creando su propia oficia en la nube. Existen diferentes tipos de servicios que se adaptan a las necesidades de cada empresa. El que vamos a analizar hoy, es la nube privada virtual. Se trata de la opción más avanzada en cuanto a privacidad y accesibilidad. Combina la computación en la nube con la virtualización de sistemas para ofrecer una experiencia completa.

Desde un punto de vista más tradicional, para entender mejor la diferencia, cabe destacar que los servidores privados tradicionales necesitaban de Hardware específico y de un consecuente gasto en equipos y suministros. Sin embargo, teniendo un servidor en la nube el gasto en infraestructura se reduce porque ya no es necesario tener costosos equipos difíciles de mantener para tener servidores propios.

En el caso de las nubes privadas, este sistema realmente si que puede ser combinado con equipos físicos. De esta forma se pueden tener centro de datos locales cuya información pueda ser fácilmente descargada y subida a la nube. Esta es una forma muy eficiente de preparar servidores propios que aprovechen equipos físicos contra posibles desastres. Con la virtualización, es posible tener una copia exacta digital de los sistemas, aplicaciones y equipos informáticos y subirla a la nube. Es decir tendremos una plataforma completa que podrá ser accesible desde cualquier lugar a través de Internet.

¿Qué es una nube privada virtual?

Hablamos de nube privada virtual cuando nos referimos a un servidor que utiliza la computación en la nube y la virtualización para crear un entorno de trabajo privado para las empresas. La principal diferencia definitoria de la palabra privada consiste en que no se trata de una nube pública. Es decir, el acceso a esta red estará limitado al uso que le quiera dar una organización en concreto. No se trata por tanto de servicios de nube pública como los que podemos encontrar en Internet y que nos permiten crear nuestras propias plataformas, perfiles o realizar ciertas acciones. Los servidores privados en la nube son la mejor solución para todas aquellas empresas, del tamaño que sea, que quieren tener un sector IT adecuado a las nuevas tendencias y a la economía digital.

¿Cómo funciona una nube privada virtual?

La principal cualidad que distingue el método de funcionamiento de un nube privada virtual, si contar las tecnologías que emplea para ello, sería la de ofrecer un servicio personalizado. Se trata de un servidor que puede ser creado con funcionalidades y herramientas específicas. Es por tanto, a diferencia de la nube pública, un entorno privado y adaptado al usuario.

También, es importante destacar el espacio de almacenamiento. Este puede estar condicionado por el hecho de ser compartido. En el caso de las nubes públicas, especialmente en el caso de los servidores virtualizados, se da el caso que de dos o más organizaciones compartan el espacio de almacenamiento de una determinada red. Esto puede producir problemas derivados del uso del servidor por parte de terceros. Un servidor privado en este sentido soluciona ese problema. Nuestra organización será la única en utilizar un determinado servidor. Además, al tratarse de un sistema virtual, solo tendremos que pagar una cuota mensual en función de la potencia del servidor contratado.

La tecnología cloud se encarga de que la plataforma de nuestro negocio este almacenada de forma distribuida entre diferentes nodos. Cada uno de estos nodos será un pilar de la red y se encargará de que la información pueda estar siempre accesible y ser sustituida en caso de que otro nodo falle. Estas redes descentralizadas permiten la gran mayoría de los avances tecnológicos de los que disfrutamos hoy. Son por ello una pieza clave de la economía digital y las empresas que se han adaptado rápido están a la vanguardia y obteniendo grandes beneficios. Ejemplo de ello serían las plataformas de Streaming o redes sociales que todos conocemos. No obstante, esta tecnología está disponible actualmente para empresas de cualquier tamaño.

¿Por qué contratar una nube privada virtual?

Si la tendencia que lleva el mercado y la tecnología no es suficiente para demostrar la utilidad de una nube privada virtual, merece la pena analizar cuáles serían las principales razones para que una empresa decida contratar un servidor privado. En ITILCOM somos especialistas en transformación digital para empresas. Si quieres saber más sobre como una nube privada virtual puede ayudar a tu negocio, ponte en contacto con nosotros cuando termines de leer este artículo.

Control y protección de datos

Su centro de datos en la nube estará optimizado para cumplir con la legislación en materia de protección de datos. Además, ofrece un control total de la información y diferentes herramientas de administración y análisis. Estas herramientas pueden ser adaptadas a las necesidades de la empresa.

Ciberseguridad

Las redes privadas virtuales pueden ofrecer un índice muy alto de seguridad. Es posible crear bases de datos que estén alojadas y la nube privada y que no sean accesibles por cualquiera a través de Internet. Solo aquellos que tengan un acceso autorizado podrán acceder a la red. Permite por tanto crear ambientes de trabajo propios y protegidos.

Negocio escalable y flexible

La arquitectura cloud para centros de datos es la que más se adapta a lo que necesita la empresa. Las posibilidades de contratación y de configuración hacen que sea posible que se pague solo por lo que se utiliza. Atrás quedan ya los tiempos en los que el crecimiento de la empresa estaba condicionado a la inversión en infraestructura.

Mejora del rendimiento

La automatización de ciertos procesos, así como la facilidad con la que se accede y se procesa la información, convierte a la nube privada virtual en una opción imprescindible para todas aquellas empresas que quieran optimizar al máximo sus procesos de producción o de puesta a disposición de servicios. El uso de aplicaciones facilita el trabajo y permite dedicar tiempo extra a las tareas de la empresa que si que necesitan de un factor humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *