Blog ITILCOM

Por qué usar una VPN para teletrabajar
ciberseguridad redes teletrabajo

Por qué usar una VPN para teletrabajar

El teletrabajo ha venido para quedarse. La crisis sanitaria ha puesto en evidencia que muchas relaciones laborales son más efectivas cuando se realizan de manera online. La necesidad ha empujado a las empresas a adaptarse a algo que realmente les puede suponer en el futuro un gran número de ventajas. Disponer de una VPN para teletrabajar está al alcance de todos y es muy necesario para todas aquellas personas que trabajen desde su hogar o desde algún otro lugar haciendo uso de algún dispositivo portátil.

Según recientes encuestas la mayoría de personas que se han visto obligadas a teletrabajar, preferirían seguir trabajando desde casa en el futuro, al menos un alto porcentaje de las horas laborales semanales. Esto es normal teniendo en cuenta que como en casa no se está en ningún sitio. El problema surge cuando la mayoría de estas personas no asumen las precauciones necesarias para trabajar online con seguridad.

Razones para utilizar una VPN para teletrabajar

Las redes VPN están ganando popularidad no solamente en el ámbito empresarial, también en el personal. Cada vez más personas se interesan por como adquirir y utilizar este tipo de redes. Recordemos que VPN son las siglas de ‘red privada virtual’ o Virtual Private Network en Inglés. La privacidad lo es todo hoy en día para poder proteger nuestros datos.

Es decir que existen muchas razones (que analizaremos a continuación) por las que es recomendable usar una VPN para teletrabajar, y muchas de ellas a su vez, están relacionadas con las posibilidades que ofrecen en cuanto a servicios de ciberseguridad.

No obstante, la protección de los datos y de nuestra intimidad en la red no es la única razón por la que este tipo de redes son útiles.

Acceder a redes publicas de forma segura

Una de las principales razones por las que usar una VPN para teletrabajar es para poder conectarnos desde cualquier parte y continuar con nuestro trabajo desde redes de acceso público. Esto es especialmente útil para aquellas personas que deben viajar mucho por motivos laborales, o que su profesión les permite trabajar sin estar atados a una disponibilidad geográfica determinada.

Las redes Wi-Fi públicas pueden ser una fuente de amenazas y vulnerabilidades bastante importante teniendo en cuenta que habrá otros dispositivos que no conocemos y que estarán conectados a la misma red. Para una persona malintencionada con ciertos conocimientos informáticos será relativamente sencillo acceder a nuestra información si no tenemos cuidado. Las redes VPN permiten cifrar nuestra conexión. De esta forma reducimos notablemente el riesgo ya que se evita que la información esté fácilmente al alcance de posibles intrusos.

Mantener oculta la dirección IP y la localización geográfica

Para muchos el anonimato en Internet es mucho mayor del que realmente es. A través de la IP es posible y además relativamente sencillo determinar el origen de un determinado equipo o dispositivo. Nuestra dirección IP, en realidad, es necesaria pero si está a la vista puede ser una fuente de vulnerabilidades perfectamente evitable.

Para ello las redes VPN ofrecen la función de ocultar esta dirección de conexión. De esta forma podemos aumentar nuestra privacidad y acceder al contenido o las plataformas que necesiten sin poner en peligro nuestros datos personales de localización o punto de acceso.

Ocultar la localización geográfica es otra de las funciones más utilizadas de una VPN. es bastante común que ciertas plataformas tengan requisitos geográficos de acceso o cierto contenido o limitaciones en el mismo desde determinadas localizaciones del planeta. En este sentido una red VPN es capaz de simular una ubicación virtual, la cuál permite que se pueda acceder a aquellos lugares que a priori estarían limitados geográficamente. De nuevo, esta tecnología es extremadamente útil cuando queremos conectarnos a alguna plataforma desde cualquier lugar y de forma anónima.

Proteger la información de tu trabajo o tu negocio

Las leyes con respecto a la protección de datos de los usuarios y las empresas son cada vez más firmes. Cuando nos llevamos el trabajo a casa estamos también asumiendo una gran responsabilidad. Ser responsables de algún tipo de fuma de información puede ser muy desagradable para nosotros mismos y nuestro futuro laboral.

Las VPN ofrecen, como hemos comentado, conexiones cifradas. Del mismo modo que la encriptación de los archivos que se almacenan en un disco duro o en la nube permite una correcta protección frente a todo tipo de atacantes, las redes VPN permiten que la información pueda viajar segura a través de Internet.

Conectar con entidades bancarias o sistema de pago electrónicos

Un error muy común que puede poner en peligro la seguridad de nuestra identidad y nuestra información es la de realizar pagos online en plataformas no seguras, o desde equipos o redes no seguras. Incluso cuando compramos desde la comodidad de nuestro hogar o accedemos a nuestros servicios bancarios, hay que tener precaución de que nuestro ordenador esté libre de virus y de que la conexión sea privada.

Para potenciar al máximo esta protección, especialmente si debemos acceder a los recursos empresariales desde nuestra casa o desde alguna red pública, es necesaria una VPN. De esta forma evitaremos que se puedan interceptar nuestros datos de acceso poniendo en peligro información muy sensible.

¿Qué VPN para teletrabajar es más recomendable?

Existen multitud de alternativas en el mercado para activar una VPN y comenzar a teletrabajar o a navegar de forma privada. El uso de una u otra dependerá de las necesidades reales de la persona o la empresa. También del coste que esta esté dispuesta a asumir. Por lo general los servicios de gestión de servidores privados y redes VPN son bastante asequibles y están al alcance de todos los bolsillos.

En el caso de la navegación a nivel de usuario, la utilización de redes VPN gratuitas son una opción perfecta. Permiten adentrarse en el mundo de las redes privadas y conocer de primera mano sus ventajas. Pero si estamos hablando de teletrabajo, habrá que ser mucho más serios y disponer de asesoramiento profesional.

En ITILCOM tenemos un equipo de expertos con gran experiencia en la transformación digital de empresas de cualquier tamaño. Rellena nuestro formulario de contacto y te daremos atención personalizada.