Blog ITILCOM

Spam
correo electrónico

Spam

¿Qué es el Spam? Concepto, tipos y cómo evitarlo

El Spam es el término anglosajón que se utiliza para describir a aquellos correos electrónicos que nos son enviados y que no hemos solicitado o de los que desconocemos la fuente. Normalmente son conocidos como correo basura o correo no deseado. Estos correos suelen tener fines publicitarios y por normal general son enviados de forma masiva. El Spam se puede hacer mediante el uso de distintos medios, pero el realizado a través de correo electrónico es el más común y además es muy peligroso. Nuestros emails contienen información de acceso privilegiada a multitud de plataformas con las que trabajamos por lo que utilizarlos de forma segura es una prioridad.

Origen y terminología del concepto de Spam

En Español, cuando hablamos de correo basura o correo no deseado entendemos perfectamente a que nos estamos refiriendo. Sin embargo, la palabra Spam tiene su origen en una curiosa situación de la cultura e historia estadounidense. Spam en Inglés es la contracción de las palabras ‘Spiced’ y ‘Ham’ (jamón con especias en Español), y se trata de la comida enlatada que era fabricada de forma masiva y que comían los soldados aliados durante la segunda guerra mundial.

Casi 60 años después, ya durante el comiendo de la era digital y de los negocios a través de Internet, algunas compañías consiguieron facturar enormes cantidades de dinero enviando este tipo de correos masivos. También, en ocasiones los propios usuarios que aún no estaban acostumbrados al funcionamiento de esa nueva tecnología enviaban por error correos electrónicos a personas que no estaban dentro de sus contactos. Fue al principio de los años 90 cuando el término Spam empezó a utilizarse para definir este uso del correo electrónico.

El Spam en la actualidad

Actualmente las empresas se cuidan mucho de hacer Spam por varios motivos. El primero sería cumplir con la legalidad. Las leyes de protección de datos obligan a hacer un buen uso de los medios de comunicación electrónicos. En segundo lugar cualquier empresa que haga Spam estará inevitablemente perjudicando su imagen. Los datos que recogemos de los usuarios deben ser almacenados de forma segura y no es una buena práctica enviar correos promocionales a personas que previamente no lo han aceptado.

¿Cómo puede llegar mi correo a una lista de Spam?

Nuestra dirección de correo electrónico puede ser accesible de diferentes formas. En la gran mayoría de ellas los emisores no conocerán nuestra identidad, pero si sabrán que la dirección es válida para recibir mensajes y con ello podrán poner en práctica sus trucos. Los métodos más comunes para crear una lista de spam son los siguientes:

  • Software especializado: Se trata de programas y aplicaciones que están específicamente diseñadas para buscar de forma masiva correos electrónicos. Las fuentes de datos que suelen utilizar son extraídas de páginas webs y de otras bases de datos.
  • Concursos y sorteos: Muchos eventos en los que participamos nos piden el correo electrónico. Si escribimos nuestra dirección en alguna de estas situaciones para obtener algún premio, muchas veces estamos aceptando sin quererlo la posibilidad de que nos lleguen correos promocionales a esa misma dirección. Estudia bien las bases de cualquier concurso en el que vayas a participar y en el que tengas que dar cualquier tipo de información sensible.
  • Comercio de datos: Existen plataformas en las que hay comercio secundario de bases de datos de emails e información de los usuarios. Mediante estos sitios se pueden comprar y vender información variada con relación a datos personales.
  • Simplemente adivinando: Seguro que en más de una ocasión has ido a crearte un perfil en alguna web o un correo electrónico y la propia plataforma te ha dicho que ese email ya está en uso. Esta es una forma manual, aunque también se puede automatizar mediante la cuál se puede engrosar una lista de Spam. Simplemente combinando nombres y apellidos que sean comunes se pueden obtener una gran cantidad de emails de forma ilegítima.

Tipos de Spam según la plataforma utilizada

El Spam más común y del que hemos venido hablando a lo largo de este artículo se realiza a través de correo electrónico. Este tipo de Spam se utiliza especialmente para realizar campañas publicitarias de dudosa ética y también para estafas como el ‘pishing’. Existen además otras formas de hacer Spam que debes conocer.

Publicaciones en webs y blogs

El Spam mediante publicaciones en páginas webs hace uso de los comentarios públicos para dejar mensajes que suelen contener enlaces comerciales y promocionan algún producto o servicio. En muchas ocasiones se utiliza para promocionar estafas, por lo que hay que tener mucho cuidado. El uso de este tipo de Spam no solo es perjudicial para los usuarios que leen nuestro web o blog, sino que puede poner en peligro la integridad de nuestra propia plataforma. Por este motivo es fundamental establecer filtros anti-spam en nuestra web.

A través de redes sociales

Las redes sociales son un medio por lo que podemos recibir este tipo de ataques muy fácilmente. Cuando tenemos un perfil público cualquiera puede enviarnos mensajes y muchos de ellos serán sobre promociones de las que no hemos solicitado información. También son una fuente común de estafas y en general de ponerse en contacto de forma masiva con personas que no han mostrado interés previamente, los comentarios y los chats de estas plataformas son la principal fuente de Spam.

Spam Offline

Las prácticas de Spam también se pueden llevar a cabo sin utilizar Internet. Es bastante común el uso de este método por teléfono o incluso de forma local a través de la publicidad callejera. Nuestro teléfono y otros medios directos mediante los que podamos recibir llamadas y mensajes deberán estar igual de protegidos que nuestros correos electrónicos, nuestras redes sociales y nuestra web.

¿Cómo evitar el Spam?

Para evitar que nuestro correo electrónico o cualquier otro medio que utilizamos para darnos visibilidad o contactar con otras personas se vea afectado por el Spam, es recomendable seguir esta serie de recomendaciones:

  • Ten varias cuentas de correo electrónico. No uses tu cuenta de correo electrónico principal para registrarte en foros o plataformas de dudosa reputación.
  • Elimina los mensajes de Spam sin interactuar con ellos. De esta forma se evita que el emisor sepa que has recibido el mensaje.
  • Comprueba siempre la dirección del emisor para evitar estafas.
  • Utiliza aplicaciones de filtro anti-spam. Los antivirus y las plataformas de creación de webs como WordPress tienen herramientas para evitar el Spam. También los proveedores de servicios de correo electrónico y las redes sociales suelen tener este tipo de filtros. Además, puedes contratar servicios profesionales de gestión de antivirus y seguridad en línea.

El Spam tiene una repercusión realmente negativa en como se desarrollan las estrategias de comercio y comunicación. Cómo hemos analizado cualquier persona es susceptible de recibir este tipo de ataques. Para los profesionales y empresas es especialmente peligroso porque puede hacernos perder tiempo, clientes, dinero e incluso perjudicar nuestra web, nuestros perfiles en las redes sociales y nuestros servidores. Si quieres saber más sobre como proteger tu negocio del Spam, no dudes en contactar con nosotros a través de nuestro formulario de contacto.