Blog ITILCOM

Todo sobre la encriptación de datos en las empresas
ciberseguridad

Todo sobre la encriptación de datos en las empresas

La utilización de métodos de codificación es muy antigua y se ha ido adaptando con el paso del tiempo. Hoy en día el ámbito de la informática está de manera indiscutible ligado al ámbito empresarial y la encriptación de datos es un requisito indispensable. Todos los sectores profesionales están en continuo contacto con las nuevas tecnologías y necesitan procesar y almacenar sus archivos, los cuales contienen información importante y en muchos casos bastante sensible. Los métodos de codificación informática se actualizan más rápido que nunca para adaptarse a las nuevas amenazas. Se podría decir que la encriptación de datos es ahora más avanzada que nunca y lo será cada vez más. La tecnología Cloud es la otra herramienta fundamental de la que disponemos para aumentar la ciberseguridad.

Estas tecnologías en combinación están siendo tendencia en todos los sectores empresariales incluso en las instituciones gubernamentales. Las criptomonedas, por ejemplo, son cada vez más famosas y su nombre viene dado precisamente por el uso de la encriptación como uno de los pilares de su funcionamiento. La computación en la nube es otro de los pilares fundamentales de estas innovadoras monedas digitales. En definitiva, se trata de almacenar información de cualquier tipo de tal manera que solo aquellos con los permisos adecuados puedan leerla o modificarla.

¿Cómo se produce la encriptación de datos?

Según donde se produce la encriptación de datos se pueden distinguir fundamentalmente dos tipos diferentes. También, analizaremos una tercera opción que combina las ventajas de ambas y sería actualmente la más recomendable para las empresas de cualquier tamaño.

Cifrado local

Hablamos de cifrado local o encriptación de lado del cliente cuando los archivos se codifican antes de ser subidos a la red. Este proceso se realiza mediante aplicaciones especializadas y el objetivo es el de subir a Internet solo archivos que ya estén previamente cifrados. De esta manera se consigue una mayor privacidad. En caso de que la información pueda ser interceptada y por tanto, robada en el proceso de subida o transferencia, los archivos ya están encriptados por lo que el aumento de la seguridad es óptima siempre y cuando sea debidamente realizado por un profesional del sector IT.

El lado negativo de esta manera de operar es que el creador del cifrado es el único responsable del acceso. En caso de pérdida de la contraseña no habrá manera posible de recuperar la información. Por esta razón muchas empresas de forma consciente prefieres derivar esta responsabilidad a un proveedor de servicios externo.

Cifrado en la nube

Se trata del método más estandarizado y el que utilizan los proveedores de servicios de almacenamiento en la nube más conocidos. A través de esta manera de operar, se suben los archivos al servidor sin cifrado previo. Una vez ya están almacenados es cuando se produce el cifrado. Para ello se utiliza la contraseña del usuario. Esta es la razón por la que es tan importante establecer contraseñas que sean complejas y por la que en la mayoría de sitios en los que tenemos que introducir información sensible se nos pide el uso de contraseñas que tengan una serie de requisitos mínimos.

Si la transferencia de estos archivos (antes de ser cifrados), se realiza a través de una conexión segura, algo que es ya prácticamente obligatorio, como tener un certificado SSL, la seguridad ofrecida es bastante alta. Otro tema sería que al subir nuestra información a servidores de los que no somos dueños, inevitablemente estamos exponiendo nuestra información a terceros. Los servicios de almacenamiento en la nube gratuitos o ‘freemium’ son por tanto bastante útiles en el ámbito personal, pero no del todo recomendables en el ámbito empresarial.

Redes privadas

Existe una alternativa que mezcla las mejores características del cifrado local y el cifrado una vez los archivos llegan a Internet. Se trata de las redes privadas o VPN. Gracias a esta tecnología se puede tener un servidor privado en la nube que realiza la encriptación de la información y cuya IP no es visible. Esta especialmente recomendada para el ámbito empresarial y por su accesibilidad debe estar presente en prácticamente cualquier negocio ya que en la actualidad es necesario tener una oficina en la nube. Un claro ejemplo serían las instituciones financieras o cualquier otro negocio que sea responsable de datos sensibles o capital monetario de sus clientes. Las ‘PYMEs’ que trabajan de manera remota también deberían hacer uso de estas tecnologías para garantizar su futuro y desarrollarse.

La seguridad de este tipo de servidores es la más potente del mercado. Además, permite la conexión de todo tipo de dispositivos a través de Internet. Esto quiere decir que ofrece todas las ventajas de los servidores locales pero con las características propias de la red de redes.

¿Por qué realizar la encriptación de datos con un servidor privado en la nube?

Porque estaremos aprovechando todas las características técnicas que ofrece la computación en la nube y además estaremos añadiendo un plus de seguridad. Los servidores privados también pueden ser atacados. Por ello, con la encriptación de la información estaremos optimizando al máximo el rendimiento que las nuevas tecnologías nos pueden ofrecer. Con ello es posible tener una plataforma totalmente segura en la que nuestro equipo pueda trabajar de manera remota y nuestros clientes tengan plena confianza.

La utilización de redes VPN está algo extendida también en el ámbito personal para navegar con seguridad. También para acceder a ciertas páginas web que tienen restringido el acceso a IPs de determinadas localizaciones geográficas.

La configuración de una red VPN a nivel de usuario no es demasiado difícil de realizar si se tienen ciertos conocimientos. Para disponer de servidores de estas características lo más económico es la contratación de servicios externos. Esto garantiza una configuración profesional, una actualización constante y una inversión mínima en cuanto a infraestructuras y equipos. Además, las herramientas de copias de seguridad y la accesibilidad que ofrece este tipo de plataformas garantizas que nuestros archivos estén siempre disponibles.

Son también imprescindibles cuando se planea almacenar una gran cantidad de información o cuando se tiene pensado trabajar en un negocio escalable que vaya haciéndose más y más grande con el tiempo.. En ITILCOM somos expertos en este tipo de servicios para empresas por lo que no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.