Blog ITILCOM

Foto de un teléfono antiguo de disco
telefonia

Ventajas de la telefonía IP frente a la tradicional

Estamos inmersos en la era de las telecomunicaciones. La tecnología ha experimentado un avance muy poderoso en las últimas décadas, que se ha visto altamente compensado con muchos de los elementos que actualmente usamos en nuestro día a día para comunicarnos. Fruto de este avance tecnológico, cada vez son más las empresas y particulares que optan por optimizar sus comunicaciones, instalando una telefonía integrada en la red de datos. Se trata de la telefonía IP; una telefonía que ha dejado de viajar a través del cable de cobre, para hacerlo a través de nuestra conexión de internet.

Sin duda, el éxito de la telefonía IP está siendo arrollador, y no es para menos; además de ofrecernos un servicio de una elevada calidad, también nos ofrece una serie de ventajas frente a la telefonía tradicional, que, si bien todavía se usa, con el paso del tiempo pasará a quedar obsoleta frente a esta nueva opción.

Algunas de las ventajas más importantes de la telefonía IP frente a la tradicional quedan recopiladas a continuación.

Ventajas principales de la telefonía IP frente a la tradicional

1 – Costes más económicos

Una de las principales ventajas que encontramos referentes a la telefonía IP es su bajo coste, en comparación con la tradicional. Frente a otros tiempos en los que la cuantía de la factura de teléfono obligaba a limitar nuestras conversaciones telefónicas, esta nueva tecnología permite unificar varios dispositivos para evitar sumar líneas que generen costes adicionales en cada uno de ellos.

2 – Permite comunicarnos a través de diferentes dispositivos

La telefonía IP se produce a través de la red, por lo que podemos comunicarnos con todos aquellos dispositivos que estén conectados a dicha red; ya sea a través de nuestro smpartphone particular, a través de otro smartphone que tengamos en casa o a través de nuestra Tablet. La comunicación se hará desde un mismo número; todo ello se traducirá en una mayor comodidad y facilidad de uso frente a la telefonía tradicional, en la que cada línea se limita a un solo dispositivo.

3 – No necesitamos desembolsar dinero en nuevos dispositivos

Porque nos sirven los dispositivos que ya tenemos en propiedad. No obstante, teniendo en cuenta la velocidad del avance de la tecnología, quizás dentro de poco necesitemos actualizar tus terminales para poder disfrutar de todo lo que la telefonía IP puede ofrecernos.

4 – Su funcionamiento es muy intuitivo

La instalación de la telefonía IP es muy sencilla, así como su uso posterior. Esto nos ahorrará tiempo y esfuerzo a la hora de usarlo, lo que potenciará sus funcionalidades, dando un valor positivo y óptimo a nuestro tiempo y nuestro trabajo.

5 – Mayor interacción entre más personas

Frente a la telefonía tradicional, basada en el canal oral, la telefonía IP nos proporciona un sinfín de posibilidades que aportan valor positivo a nuestras comunicaciones. No solo podremos mantener conversaciones con más de una persona a la vez, sino, además, tendremos la posibilidad de realizar videollamadas, pudiendo interaccionar de una manera mucho más completa y efectiva con nuestro interlocutor o interlocutores. Además, podrás realizar todo ello en un mismo dispositivo, siempre y cuando tenga capacidad para ello.

6 – Llamadas internacionales sin costes superiores

La telefonía IP nos permite comunicarnos con otras personas que se encuentren en otro país, por muy lejano que esté. Además, lo podremos hacer sin coste adicional. Esta característica es especialmente interesante para aquellas empresas que operan de manera internacional y necesitan establecer comunicaciones rápidas con otras zonas geográficas, sin necesidad de desplazarse para ello. Permite ahorrar tiempo y costes en desplazamientos.

7 – Llamadas sin límite

La telefonía IP nos permite llamar sin ningún tipo de límite a todos aquellos dispositivos que se integren en la misma red. Esto hace que sea muy útil para empresas de gran tamaño, cuyo funcionamiento demande una comunicación fluida, óptima y sin que ello genere costes adicionales.

8 – La calidad, mucho mejor

El funcionamiento mediante la red es mucho más poderoso que mediante el cable característico de la telefonía tradicional. Por ello, la calidad de nuestras llamadas y videollamadas será superior, aportándole mayor valor y funcionalidad a nuestras interacciones.

9 – Grandes posibilidades de crecimiento

Optar por la tecnología IP nos garantiza poder llevar a cabo comunicaciones más ricas en recursos y en calidad a medida que la tecnología sigue su curso de desarrollo. Frente a la telefonía tradicional, que ya ha tocado techo, la IP nos abre un gran campo de posibilidades que, con total seguridad, no tardaremos en descubrir.

Debido a todas estas ventajas, la comunicación mediante tecnología IP resulta mucho más ventajosa que la comunicación tradicional, que va quedándose relegada poco a poco como consecuencia del gran avance tecnológico que estamos experimentando. Gracias a ello, cada vez son más las empresas y particulares que optan por este tipo de telefonía, en base a la comodidad, el ahorro y la calidad, entre otros parámetros, que facilitan su uso y aumentan la calidad de sus comunicaciones.

Via: ITILCOM Iberia S.L